El verano es tiempo de disfrutar del mar, de la playa y del ambiente marinero. Arroces, paellas y marisco forman parte de este puzzle de sensaciones que construimos alrededor del buen tiempo. Aunque nos acercamos al final de la temporada de verano, quedan días para exprimir con ideas y propuestas en el inicio del mes de septiembre.

En verano, el marisco coge un papel relevante. Si nos paramos un segundo a pensar en este alimento, encontraremos un buen puñado de beneficios! Podemos destacar que aporta una gran cantidad de proteínas además de aminoácidos esenciales. Tiene pocos hidratos de carbono y contenido grasa y encima, tiene un alto contenido en minerales y vitaminas que  son nutrientes esenciales por el organismo.

El marisco tiene la propiedad de saciar a nuestro apetito con pocas calorías. La diversidad de platos que podemos crear incluyendo el marisco es muy amplia y variada.Pero a veces las cosas sencillas son las más deliciosas. Hoy os proponemos dos ideas para disfrutar de un aperitivo maridado con vino.

Vi blanc XarelLa primera es un plato delicioso con berberechos a las cuales podemos añadir tomillo y orégano y un chorrito de aceite de oliva virgen, tan fácil de preparar como ligero y nutritivo, perfecto para iniciar un vermut de verano. El tomillo le aporta un toque de montaña que resulta muy aromático y original

La segunda opción es un plato de almejas a la plancha. Después de haberlas lavado, las añadimos a la sartén previamente calentada y seguidamente la cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra. Retiraremos las almejas a un plato o bandeja a medida que se vayan abriendo, cuando estén todas abiertas añadimos la cebolla picada y la sal. Las serviremos calientes con unas lonchas de limón. De este modo, tan fácil de cocinar es cuanto más potenciaremos su sabor.

Si pensamos en maridar estas propuestas o bien otros mariscos, crustáceos y moluscos en general, apostamos por vinos blancos, suaves, que nos permiten potenciar su sabor.   Hoy os propondremos un vino blanco afrutado pero también podemos apostar por vinos rosados y cavas como aliados.

El vino blanco Castell d’Or es un blanco joven del Penedès, de la variedad xarel·lo que combinará a la perfección con estas propuestas tan mediterráneas y nos aportará los aromas de la manzana, la pera y la piña. Es un vino muy aromático, fresco y de cuerpo ligero que nos seducirá rápidamente. Se caracteriza para mantener un equilibrio entre acidez y alcohol. Es ideal para ayudar a intensificar el sabor de los berberechos o almejas cocinadas de manera sencilla que mantienen muy presente su sabor a mar. Preferiblemente se tiene que servir fresco, a la temperatura de unos siete grados. Será el preámbulo perfecto de una comida veraniega, ligera y nutritiva.

Castell d’Or, cavas Premium de cooperativas de Cataluña

Los agricultores de las cooperativas de vino y cava de Castell d’Or trabajan la tierra desde hace más de cien años para llevar a la mesa unos vinos y cava Premium que se caracterizan por su personalidad única y la calidad de los vinos espumosos de diferentes DO de Cataluña que se pueden encontrar a nuestras agrotiendas de Cataluña y próximamente en nuestra página web www.castelldor.com.