El 13 de abril se conmemoran los besos románticos, los besos en la mejilla, los besos de padres a hijos y los besos entre amigos. Una conmemoración que en estos tiempos de pandemia se hace difícil mantener vigente pero que, en la medida de lo posible, nos resistimos a renunciar. El beso es un gesto que forma parte de nuestra cotidianidad y, por desgracia, se ha visto afectado por la actual situación. El Dia Internacional del beso que hoy se celebra puede ser una magnífica excusa para revindicar su ¡importancia!

Este día se celebra el 13 de abril de cada año, una fecha que surgió gracias al beso más largo de la historia, que duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. y que fue protagonizado por una pareja tailandesa durante un certamen.

El beso es un gesto esencial en nuestra cultura que además aporta múltiples beneficios. Los besos generan una reacción química en nuestro cerebro en la que son liberadas múltiples hormonas como la oxitocina (conocida como la hormona del amor) o la dopamina (hormona que nos hace sentir bien, nos deja un sentimiento de euforia o optimismo.

Los besos pueden ir envueltos en momentos inolvidables. Desde Castell d’Or te proponemos tres planes para disfrutar de momentos dónde el beso sea el protagonista:

Besos de música y vino


Si eres una persona romántica, puedes crear un momento especial que invite a una velada inolvidable que sellar con un beso. Una cena basada en queso, un buen vino tinto y música de fondo de Jazz & Blues. Si optas por una tabla de quesos para acompañar la velada, puedes optar por aquellos muy curados de cabra y obeja, quesos azules no muy maduros, ahumados o fermetados e intensos que serán perfectos para el vino que te proponemos.

Así pues, el vino escogido para esta ocasión es el Abadia Mediterrànea. Este vino ha sido elaborado con uvas procedentes de viñedos centenarios de Garnacha y Cariñena de Bellmunt del Priorat. Un vino potente, robusto, aromático y penetrante.  Matices licorosos y fruta negra bien madura (mermelada), fragancias profundas y complejas que harán del instante un momento de placer. Puedes comprar este vino en nuestra tienda on-line.

 

Besos de chocolate y cava


Si eres una persona más atrevida puede preparar una fondue de chocolate y frutas, y unas copas de cava. El chocolate negro es un alimento que contiene antioxidantes que ayudan a regenerar las células y además de aportar valiosos nutrientes, disminuye el estrés. Unido a las fresas que además de irresistibles tienen propiedades afrodisiacas el camino para un momento irresistible es mucho más fácil.

Y como apuesta segura, un cava como Cava Brut Castell d’Or combinará a la perfección. En boca se muestra rico, afrutado, fresco y persistente, con un final dulce y complejo a la vez. Un cava premium que puedes comprar en nuestra tienda on-line.

castelldor_brut

Besos de primavera


En primavera ya podemos disfrutar de fines de semana con temperaturas agradables. Una buena opción ahora que empezamos a disfrutar de unas temperaturas más cálidas es hacer un picnic. Escoger una comida simple, fácil y sabrosa y un vino ligero para pasar un rato liviano, fresco y espontáneo en la naturaleza que sellar con un beso.

Podemos optar por unos bocadillo algo más elaborados, dónde apostemos por productos de calidad como pan de centeno, de espelta o pan germinado y ibéricos. También podemos optar por una ensalada como  la griega basada tomate, cebolla, pepino, pimiento, queso feta y aceitunas negras o una ensalada Capri que combina el sabor suave de la mozzarella de búfala con el tomate fresco y jugoso y el aroma de las hojas de albahaca.

 I en lo que respecta al vino, podemos optar por un Vino Blanco Castell d’Or, fresco y muy amplio, con un final aromático característico de la variedad Xarel.lo. Es perfecto para acompañarnos en un pícnic con una ensalada como las que proponemos. Eso sí, la temperatura adecuada para disfrutar de este vino representativo del Penedès es de entre 6 y 8 grados.

castelldor_xarelo_penedes