El Cava Rosado es uno de los cavas que los últimos años se ha puesto más de moda y ha visto cómo ha crecido su demanda en todo el mundo. Se caracteriza para ser elegante pero a la vez fresco y alegre. Además, su color tiene algo que le da un plus de glamur o exclusividad.

¿ Y cuál es la ocasión perfecta por un cava rosado?

Pues este cava es ideal para el verano. Muy adecuado para hacer un aperitivo antes de comer o bien para acompañar toda una comida, como por ejemplo una deliciosa paella con arroz en su punto, y si puede ser, junto al mar. Pero también podemos optar para abrir una botella y hacer una copa a media tarde disfrutando de la puesta de sol y de la temperatura más fresca de esas horas.

¿Cómo se elabora un cava rosado?

Su calidad y elaboración no es diferente del resto de cavas  que se pueden encontrar al mercado y encima, podemos disfrutar de los toques especiales y los aromas de este cava tan particular. La diferencia principal es que por su elaboración se usan determinadas variedades de uva negra que gracias a un corto tiempo de contacto de las pieles con el mosto (maceración), aportan una tonalidad diferente a el cava más clásico. Cuando se crea un vino base rosado se tiene que utilizar al menos un 25% de variedades negras. Por lo tanto, el vino base del espumoso rosado puede estar compuesto por el mosto de uva blanca y negra. El Cava rosado sigue el mismo método tradicional que el resto de cavas. Aun así, este cava tiene un toque de complejidad y depende de la calidad de la uva. Las variedades de uva para hacer cava rosado son Garnatxa, Monastrell, Pinot Noir y Trepat.

El Cava de Castell d’Or, Flama d’Or Brut Rosé, está elaborado íntegramente con la variedad autóctona, el trepat , y ésta es una calidad que lo hace verdaderamente especial y le da un carácter varietal único y muy representativo de nuestro territorio. El trepat es la variedad autóctona de la Conca de Barberà que permite elaborar vinos y cavas de gran calidad; esta variedad de uva negra da vinos delicados, afrutados, frescos, con notas de especies y de una ligera graduación alcohólica.

Cava Rosat

Cava

Precisamente, el Cava Flama d’Or Brut Rosé, tiene un carácter propio, afrutado y complejo destacando sobre todo los frutos de bosque rojos donde domina la fresa. La madurez de su crianza lo ha dotado de un paso de boca largo y equilibrado, conservándose fresco y vivo. Es perfecto para descubrir el encanto de los cavas rosados.