El 13 de septiembre se celebra el día internacional del chocolate, principal derivado del cacao, una cita en la que se celebran los beneficios de un producto cada vez más consumido y demandado. De hecho, fue uno de los productos estrella durante el confinamiento cuando su consumo se vio incrementado en un 40% durante las semanas más duras de confinamiento.

Los beneficios del chocolate son cada vez más conocidos. El chocolate contiene elementos que reportan propiedades antioxidantes beneficiosas, especialmente interesantes para la salud cardiovascular. Pero, atención, es importante tener en cuenta que cuanto más puro sea el cacao más saludable será, sin mezclar con azúcares ni aditivos. También tiene flavonoides, que facilitan la dilatación de las arterias de nuestros riñones, lo cual podría contribuir a regular la aportación de oxígeno y de nutrientes que llegan a estos órganos.

Además, de sus beneficios, el chocolate es puro placer y tiene la capacidad de inyectar energía y, por qué no, alegría en un momento gris. Y si hay otro producto que nos encanta saborear es el vino y el cava. Pero, ¿es posible combinar estos productos con éxito? Hoy, Día Mundial del Chocolate, es un buen día para reivindicar esta combinación de placer.

 

La realidad es que no todos los vinos son adecuados para maridar con chocolate, ni todos los chocolates lo son para maridar con vino.  Si hablamos de un chocolate de un 70% se recomienda combinar con variedades como Cabernet Sauvignon, Malbec o Shiraz, puesto que son astringentes y equilibran la acidez que produce el cacao. Cuanto más cacao tenga el chocolate, más intenso tiene que ser el sabor del vino. Incluso, podemos elegir un vino con barrica, puesto que las notas de madera casaran muy bien con el chocolate más intenso. Castell d’Or propone el vino Cossetània Reserva de la variedad Cabernet Sauvignon, ganador de una medalla de Oro al Concurso Internacional de Bruselas.

 

Chocolate y cava, el maridaje más sensual

El chocolate también la podamos maridar con cava y aquí todavía tendremos más libertad para acertar la combinación. El cava nos permite jugar con diferentes tipos de chocolate, incluidos los chocolates más dulces y menos amargos que llevan leche. Dos aspectos que definen el cava, la acidez y la frescura de las burbujas serán claves en esta combinación.Ambos alimentos se ayudarán mutuamente a resaltar aromas y sabores a fruta, dejando una untuosidad en boca muy agradable. Además, el cava limpia y refresca el paladar para continuar disfrutando del cacao en su diversidad de formas.

Aquí, proponemos el Cava Castell d’Or Brut, elaborado con las variedades de Xarel·lo, Macabeo y Parellada. Este espumoso de la DO Cava es muy fresco. En boca tiene una importante vivacidad y destaca por un agradable equilibrio y elegancia. Su postgusto es afrutado, recuerda sutilmente la manzana, la pera y con alguna nota de cítricos. Es un cava delicioso, muy equilibrado y con una fina y buena estructura de burbuja.

chocolate y cava Castell d'Or

Las combinaciones para disfrutar de estos dos productos son infinitas y el Dia Mundial del Chocolate es una estupenda excusa para maridar ambos productos. Así que, a disfrutar!